Inicio > Turismo y viajes > Antártida: un destino sin dueño

Antártida: un destino sin dueño

El jueves 6 de octubre asistí a la I Jornada Internacional del Nuevo Turismo en el campus de Vicálvaro de la Universidad Rey Juan Carlos. En está Jornada se abordo el tema de los no destinos, los destinos que no están exactamente incluidos en el mapa del turismo, como son: La Antártida, los países bálticos y Ciudad Juarez de México.
A mi lo que más me llamó la atención fue la ponencia de los profesores Javier Benayas y Ana Justel, catedráticos de la Universidad de Madrid. Durante su ponencia nos hablaron de los retos del turismo en la Antártida.

Y empezaron por compartir con nosotros algunas curiosidades de este continente y que yo voy a contaros las que más me han llamado la atención:

• Antártida es un continente de 14 millones km2 cubierto de hielo. Pero si alguien imaginaba que eso se debe a la nieve, estaba equivocado, porque aquí nunca llueve o nieva.
• También hay poca biodiversidad pero mucha biomasa. Es decir hay poca variedad de animales: pingüinos, elefantes marinos y focas. Son pocos pero les encontramos en gran cantidad. Y donde hay pingüinos no encontraremos osos polares.
• Hay pocos insectos, sólo dos y no pican.
• Sólo dos especies de plantas. Y aunque parezca raro, podemos encontrar incluso árboles. Pero claro se trata de árboles fosilizados.
• Sin embargo podemos encontrar muchos líquenes y musgos.

Los primeros probadores de este continente eran cazadores de ballenas. En la península Antártica existían poblados de hasta 5000 habitantes. Están cazas llevo a que las ballenas estén en peligro de extinción y hoy en día su caza está prohibida. Hoy en día viviendas de estos cazadores están siendo visitadas por turistas.

Hoy en día no hay residentes fijos en la Antártida. No tiene propietario y no pertenece a ningún país. Pero hay varios países que lo están reclamando y hay un conflicto latente. Para evitar un conflicto para este territorio 12 países han firmado un tratado, al que fueron añadiéndose más países. Actualmente 45 países se han adherido al tratado.

La Antártida ha sido declarada “Un continente para la paz y la investigación científica”. Y ese tratado recoge unas reglas que todos los países deben respetar. Pero en realidad las reglas y normas, sean de turismo, científicas, de caza, es muy difícil asegurar su cumplimiento ya que en ese continente no hay policía.

Antártida recibe unos 50 mil turistas al año. Desde la IAATO se intenta promover el turismo seguro y responsable con el medio ambiente. El impacto de turismo no es grande, ya que estos suelen quedarse alojados en barcos. Pero este impacto se estudia y uno de los riesgos es que los turistas traigan en su ropa semillas de especies de plantas que ahora no existen en Antártida y que si se propagan pueden desequilibrar el ecosistema. Y este riesgo es aún mayor ahora con el calentamiento global.

Claro que el turismo tiene también un impacto positivo. Como los turistas visitan los campamentos de investigación, la gente que trabaja y vive allí se esfuerza a que estén siempre limpios. Esto no pasaba antes y hubo un momento en el que la basura se convirtió en un problema, ya que estaba dejada en el continente sin control alguno.

Uno de los retos del turismo en Antártida es la seguridad de los turistas. Allí se llega sólo en barco. Antes se llegaba también en avión, hasta que un avión se estrello y los pasajeros murieron. Desde de entonces para hacer un viaje en avión conlleva muchos problemas para organizarlo.
Pero los viajes en barco tampoco sin problemas de seguridad. Todos los años hay accidentes y barcos que se hunden. El trayecto por Ushuaia es muy difícil. Los barcos se mueven mucho. Nos han dicho que durante el viaje los pasajeros no se atreven a salir de sus camarotes, no comen, apenas beben algo.

Cada vez más los viajes se hacen en barcos grandes y menos en barcos pequeños. El precio varia desde menos de 3000 € y puede llegar a costar unos 30 mil €. Como el continente no pertenece a ningún país, los beneficios del viaje se lo quedan la propia empresa que lo organiza, que se rige por las leyes de su propio país. Hace poco han prohibido que los barcos que viajan allí utilicen combustibles pesados. Por lo que a los barcos grandes les será difícil llegar allí y como consecuencia el número de turistas que visitan el continente bajará.

La conclusión con la que me quedado yo es que Antártida es un destino con muchos limites y retos y una evolución que será muy interesante de seguir.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 18/01/2012 en 22:39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: